¿Por qué quieres compartir tu vida con un animal? Adoptar un gato simplemente porque es lo que la gente "hace" o porque los niños han estado lloriqueando por un cachorro generalmente termina en un gran error. No te olvides de que algunos de ellos pueden estar contigo 10, 15 o incluso 20 años.

¿Tienes tiempo? Los gatos no pueden ser ignorados simplemente porque estés cansado u ocupado. Necesitan comida, agua, ejercicio, cariño y compañía cada día de cada año. Muchos animales en los refugios están allí porque sus dueños no pensaron realmente cuánto tiempo llevaba cuidar de ellos.

¿Puedes permitirte económicamente una adopción? Cuidados veterinarios, juguetes, comida, arena de gatos, y otros gastos son cosas que suman rápidamente.

¿Estás preparado para ocuparte de los problemas que puede ocasionar? Infestaciones de pulgas, muebles arañados, accidentes de animales que no están educados para estar en una casa y emergencias médicas inesperadas son lamentables pero son aspectos comunes a la tenencia de un animal.

¿Puedes tener uno en el lugar donde vives? Muchas comunidades de vecinos no permiten animales, y la mayoría de ellos tienen restricciones. Asegúrate de cuáles son antes de traer un compañero peludo a casa. También es posible que en tu casa, no todos estén conformes con la llegada de un animal. Es importante tomar la decisión en familia y evitar que pasado el tiempo te presionen para sacar al animal del hogar.

¿Son tus hábitos de vida adecuados para el animal que tienes en mente? Los gatos jóvenes (menos de 3 años) necesitan mucho ejercicio para poder calmarse. Por otro lado, cuando son grandes son muy tranquilos y están felices y contentos con sólo dormir en el sofá todo el día. Antes de adoptar haz algo de investigación, de este modo te aseguras de elegir el animal que encajará con tu estilo de vida.

¿Sabes quién cuidará de él cuando estés de viaje o de vacaciones? Necesitarás tener amigos o vecinos de confianza o dinero para pagar a un refugio o un hostal.

¿Podrás ser un adoptante responsable? Tener tu nuevo amigo esterilizado o castrado, obedecer las leyes comunitarias o las licencias, mantener puestos los chips de identificación en el animal son cosas que forman parte de ser un adoptante responsable. Por supuesto, dar al nuevo integrante de tu familia amor, compañerismo, ejercicio, una dieta sana y cuidado veterinario regular también son esenciales.

 

Pasos en la Adopción

El procedimiento normal de adopción suele iniciarse mediante una primera toma de contacto en la que el adoptante puede venir a conocer al gato que desee adoptar a su casa de acogida. De esta manera ayudamos a que la adopción sea más clara y transparente y damos tiempo a valorar pausadamente la responsabilidad de adoptar un animal de compañía.

Teniendo lo citado en cuenta podemos diferenciar dos tipos de adopciones diferentes:

  • Antes de 6 meses: Estos cachorros se entregan con las vacunas, test de FiV y leucemia así como desparasitados interna y externamente edentificados con microchip. El adoptante, como quedará reflejado en el contrato, se compromete a acordar una fecha para la esterilización/castración del cachorro.
  • Más de 6 meses: El cachorro tendrá hecha la revisión veterinaria, desparasitación interna y externa, primeras vacunas y cartilla sanitaria, chip identificativo, test de VIF y Leucemia, esterilización/castración.

En ambos casos el adoptante realiza un contrato con la protectora a fin de garantizar para ambas partes el trato ético y sanitario correcto. El contrato también refleja el seguimiento que realizaremos sobre los gatos dados en adopción para asegurar que reciben todo lo necesario, así como la cuota de adopción que aportará el adoptante para sufragar parte de los gastos veterinarios y que así podamos seguir rescatando.

Este es el cuestionario pre-adopción que utilizamos para conoceros mejor y valorar la idoneidad gato-dueño, si estás interesado en adoptar ponte en contacto con nosotros y devuelvenoslo relleno al email almafelinaalmeria@hotmail.com.